Saber Todo sobre El Coco



Hablar sobre El Coco

Es el fruto de un árbol llamado cocotero que pertenece a la familia de las palmeras. El coco tiene varias cubiertas: la primera es de color amarillo o verde; la segunda, de un cierto grosor, está compuesta de fibras leñosas adheridas a la cáscara y, dentro de ella, está la parte comestible, que es de color blanco intenso y de consistencia dura. En la parte central se encuentra un líquido dulce y transparente que se denomina “agua de coco”. Dada la enorme facilidad de conservación y de transporte de esta fruta, es un alimento que está presente en los mercados durante todo el año.


Calorías

Desde el punto de vista nutritivo, su cualidad más llamativa es su elevada cantidad de calorías. La carne de coco, muy rica en grasa vegetal, aporta unas 300 calorías cada 100 g. El agua de coco, por el contrario, tiene un valor calórico prácticamente insignificante.


Vitaminas

Pese a ser pobre en vitaminas, el coco posee abundantes sales minerales como sodio, potasio, hierro, cobre, etc. También posee hidratos de carbono, por lo que se consumo representa una importante fuente de energía para el organismo humano.


Propiedades

Aunque el coco no presenta propiedades medicinales relevantes, la planta de donde procede es una de las más aprovechadas por el hombre de cuantas existen en el mundo, ya que casi todas sus partes tienen alguna aplicación notable. De aquí que el cocotero sea el protagonista de infinidad de tiros primitivos y que cuente con la devoción de los nativos que viven en tierras tropicales.


Consejos

En el momento de la compra conviene sacudirlo para oír un sonido de agua, señal de que no está seco. Para abrirlo, se hacen dos agujeros en la corteza y se escurre el jugo en un vaso. A continuación se parte el coco con un golpe de partillo, se suelta la carne y se le quita la película marrón que lleva adherida. Se puede comer la pulpa como fruta o golosina o rallarla. El coco rallado y seco se utiliza mucho en la confección de repostería y postres. Se suele consumir en crudo, tras cortar la cáscara dura por la mitad y luego la carne en gajos o tiras, a lo largo. Para despegar la carne de la cáscara, lo mejor es separarla con la punta de un cuchillo afilado.

© http://www.recetitasdecocina.com

Imprime esta Receta

 

Para Enviar Tus Recetas Haz Clic Aquí